Está claramente demostrada la relación directa entre la exposición prolongada a los contaminantes y la reducción de la esperanza de vida.

El aumento de la contaminación ha provocado en los últimos años un notorio aumento en enfermedades cardiovasculares, pulmonares, diabetes y  cáncer.

La mortandad ha aumentado a causa de la contaminación ambiental según la OMS, mueren mas personas por estos efectos que por el SIDA o la Malaria juntas.

       Algunas de las enfermedades que pueden ser causadas por  la contaminación atmosférica, contaminantes o      químicos en el aire y hogar serían:

  • Respiratorias como el Asma, neumonía o bronquitis
  • 20% mas de probabilidades de Cancer de Pulmón en ciudades de alta contaminación
  • Virales como la hepatitis
  • Enfermedades del sistema circulatorio provocados por las emisiones diesel
  • Alergias, migrañas, malestar general, fibromialgia, hipersensibilidad a los productos químicos de limpieza, enfermedades gastrointestinales o incluso acné.

IMG_2824

 

¿Como eliminar todos los químicos en la limpieza?

En SENSILIMP apostamos hace tiempo por la salud de TODOS los que nos rodean y el uso exclusivo de  Agua Ionizada y microfibras.

CON LA LIMPIEZA MÁS VALE SER PRECAVIDO.

En el informe realizado se establecen cuales son los productos con los que tenemos que tener máximo cuidado y precaución:

Antibactertianos y desinfectantes: muchas veces el miedo a los gérmenes y a la contaminación nos hace utilizar estos productos excesivamente, cuando simplemente con lavarnos las manos con agua y jabón es suficiente.
Limpiadores concentrados: algunos de ellos son muy agresivos y pueden dañar los ojos, las manos y los pulmones, al igual que los suavizantes y limpiadores perfumados. Entre el 1% y el 3% de la población europea es alérgica a los ingredientes naturales que componen estos limpiadores.
Ambientadores: en general todos los productos dedicados a la ambientación. Artículos como velas perfumadas o aceites de quemar incienso requieren de combustión, empeorando la calidad del aire.
En muchas ocasiones los ambientadores que consideramos más naturales son los más tóxicos, como por ejemplo el incienso, que emite cantidades excesivas de sustancias tóxicas y cancerígenas, más incluso que el humo de un cigarro.

Aerosoles: cualquier producto basado en aerosol. Son productos muy inflamables y en caso de un uso incorrecto los disolventes inhalados pueden llegar a causar la muerte.

Cuidemos nuestro planeta por el bien de todos, es el legado que dejaremos a nuestros hijos.1515527522997