Sensilimp nació como una ilusión más que como un modelo de empresa. En sus humildes inicios, el servicio era de una escala menor, casa a casa pero con mucha ilusión y trabajando duro. Todo lo aprendido durante esta etapa sirvió para que su fundadora, Ascensión Sánchez Curado, pudiera dar un paso más. Su sueño era crear una empresa en la que se le diera a la limpieza profesional el lugar y el valor que merecía. Ella quería que su profesión se valorase como cualquier otra, realzando la importancia de hacerla de forma profesional y comprometida.

Así nació Sensilimp, y con esta idea ha ido evolucionando hasta convertirse en una empresa cimentada con más de 25 años de experiencia. El camino no ha sido fácil, desde su fundación en 1990 la empresa ha logrado superar dos crisis económicas. ¿Suerte? Nada de eso. Esfuerzo, profesionalidad y constante innovación han sido las claves del éxito.

Valores de la empresa

Nuestra empresa funciona con unos valores y unos principios concretos que llevamos por bandera. El equipo humano es nuestro mayor tesoro, por lo que es fundamental establecer unas relaciones personales óptimas basadas en la confianza y respeto mutuo. Creemos que la integridad es fundamental si queremos conseguir un buen ambiente de trabajo y que nuestros empleados se sientan como un importante engranaje dentro de la compleja maquinaria que es nuestra empresa, y que construimos entre todos. Con ello logramos crear una identidad corporativa única y personal que nos define.

En nuestras labores procuramos cubrir cada una de las necesidades de nuestros clientes. Para nosotros es importante realizar un trabajo minucioso donde la base está en el perfeccionismo y el detalle. Y para conseguir este objetivo, la organización y el orden son claves en cada una de las tareas. Solo así lograremos obtener unos resultados totalmente satisfactorios.

Sin embargo, todo esto es en vano si no nos renovamos cada día. Entendemos el ritmo al que avanza la sociedad y sus nuevas exigencias, por ello tenemos políticas de inversión en innovación con el fin de ir de la mano de dicho progreso. Actualizarnos nos permite crecer cada día mejorando los puntos débiles, así como adelantarnos a las nuevas necesidades que van surgiendo.

Progreso o desaparición

Como en toda buena empresa con una larga trayectoria, en la nuestra se produjo un cambio generacional lógico y necesario. Dicho cambio se usó como motor de impulso e innovación en todas las las posibles líneas de acción para tener un valor diferencial como empresa. Siguiendo las clásicas enseñanzas y consejos en equilibrio con la innovación, se implementaron nuevas metodologías y sistemas de trabajo que nos permitieron consolidar el negocio de la familia y mejorarlo hasta el punto de convertirlo en una de las referencias de este sector.

Creemos que es fundamental mantener un equilibrio entre el espíritu tradicional con los principios éticos que implican los valores familiares y el carácter innovador que posibilita el crecimiento de la empresa. Seguimos madurando cada día con unos valores asentados pero buscando el progreso constante.

Gracias a estas modificaciones sobrevivimos a la brutal crisis que comenzó en 2008, superado los obstáculos y ofreciendo una práctica eficiente y ecológica a un bajo coste. Cada día tenemos un nuevo reto y cada día progresamos analizando las nuevas necesidades de nuestros clientes.

En Sensilimp nos adelantamos al mercado, evaluando y mejorando siempre los servicios y las necesidades de los clientes para que tengan una experiencia única y totalmente satisfactoria.

La responsabilidad ambiental es primordial

No solo la innovación la aplicamos en pro de la calidad, la eficiencia y la eficacia, también en el reducir o anular el impacto medioambiental, que quizás es la línea mas importante donde innovar. Sensilimp destaca por la satisfacción de sus clientes, pero también por su compromiso con el medio ambiente. Porque el cuidado del planeta es primordial para nuestra empresa. Queremos dar pasos al frente, por eso nuestro objetivo no solo se centra en limpiar la suciedad, sino también en crear una conciencia medio ambiental en todos nosotros. De nada sirve eliminar los residuos si, primero, no tratamos de reducirlos. Porque al fin y al cabo, el deterioro de nuestro entorno repercute en cada uno de nosotros así como en las generaciones venideras.

Por eso, hemos desarrollado algunos planes sociales que muestran nuestro compromiso. Por ejemplo, realizamos campañas para que los ciudadanos reflexionen sobre la importancia que tienen las pequeñas acciones de su día a día y lo fácil que es revertirlas en algo positivo. Asimismo, organizamos días de convivencia social realizando limpiezas de entornos naturales en pro de una conciencia colectiva. La unión hace la fuerza, por eso a través de nuestras redes sociales comunicamos nuestros proyectos y encuentros. De este modo, conseguiremos que llegue a la máxima cantidad de personas y vosotros también podáis compartirlo. Porque la base de la sostenibilidad medioambiental es la reflexión y la concienciación de qué es lo que hacemos mal y de qué está en nuestras manos mejorar.

Para cumplir con nuestros objetivos, aparte de todos los certificados oficiales de calidad y medio ambiente, destinamos parte de nuestros recursos de forma interna y sin carácter oficial, fieles a nuestros valores, a la investigación y desarrollo en campos que nos hagan progresar medioambientalmente. Encaminar nuestra estrategia al manejo ecológico nos ha permitido mejorar nuestros resultados sin que ello implique un impacto negativo de los residuos y los materiales de limpieza en el entorno. Porque, ante todo, queremos ser consecuentes con lo que predicamos.

 

¿Quieres conocernos mejor? Visita nuestra web para más información.